<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=626963990746485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Home Compartir

10 claves para la óptima conservación de los alimentos del bebé

Aprende todo lo que necesitas

By Sample HubSpot User

octubre 6, 2016

8 Minutos de lectura

Durante los primeros años de vida de nuestro hijo, son muchas las dudas que surgen a los papás acerca de cómo conservar los alimentos para que mantengan todas sus propiedades nutritivas, sabor y textura. A continuación, vamos a intentar aclarar algunas de las dudas.

 

  1. Los alimentos cocinados para el bebé pueden mantenerse en el frigorífico un máximo de 48 horas, conservados siempre en recipientes herméticos en los que se introducirán en cuanto los alimentos estén tibios.
  2. Cuando se preparen alimentos con ingredientes de menor durabilidad, como el huevo o determinadas verduras de hoja o las hortalizas de raíz, es preferible consumir los alimentos cuanto antes, incluso en menos de 24 horas.
  3. La calabaza y el calabacín son hortalizas que gustan al bebé y que aguantan bien tanto la conservación en el frigorífico como la congelación. Saben siempre como el primer día, por lo que son muy recomendable como base de muchas preparaciones.
  4. Si no se va a utilizar el puré en las 48 horas siguientes a su preparación, se recomienda congelarlo cuanto antes para garantizar que las vitaminas y los minerales lleguen casi intactos a la toma.
  5. Es importante que el congelador esté limpio de escarcha y poco cargado para facilitar que los alimentos se congelen rápidamente y se reduzca al mínimo la pérdida nutritiva.
  6. Los alimentos del bebé deben descongelarse lentamente. La descongelación al vapor es una opción muy recomendable para que se conserven mejor los nutrientes y el sabor.
  7. Se recomienda congelar los purés en recipientes herméticos de una sola ración para que resulte más fácil descongelar sólo la cantidad necesaria, El caldo sobrante también puede guardarse en estos recipientes individuales, sirviendo posteriormente para aclarar purés muy espesos.
  8. Para comer fuera de casa o salir de excursión, se puede utilizar bolsas isotérmicas, en las que introducir los tarritos de los alimentos refrigerados, o termos para sólidos que mantendrán los alimentos durante un largo tiempo a la temperatura deseada.
  9. La forma óptima para calentar la papilla del bebé de forma uniforme y conservando todos los nutrientes es mediante vapor. En caso de utilizar otros métodos, como puede ser el horno microondas, la papilla deberá removerse bien con una cuchara, para que el calor se reparta de manera uniforme.
  10. La papilla de frutas debe prepararse justo antes de cada toma. Para salir de viaje también es posible llevar algo preparado, como puede ser la compota u otras papillas cocinadas al vapor.


CONCLUSIÓN:

 Y Ahora, si tienes alguna duda que resolver, preguntanos o deja tu comentario, estamos para ayudarte.

Miniland Baby