<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=626963990746485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Home Compartir

5 consejos para una buena adaptación a la guardería

Pon fin a la rabietas de tus hijos en sus primeros días de clase

By Miniland

agosto 30, 2017

6 Minutos de lectura

Empezar la guardería supone un gran cambio para los más pequeños y sus padres. El apego que se genera hacia los padres durante los primeros meses de vida dificulta que el niño se sienta agusto en sus inicios escolares. Por ello, hemos hablado con la escuela infantil El Valle para proponerte una serie de consejos para la adaptación a la guardería de tus hijos.

¿Tu hijo va a empezar la guardería y te preocupa que no se adapte correctamente? El inicio de la época escolar supone un gran cambio en la vida de los más pequeños, sobre todo porque tienen que separarse de sus padres con los que han pasado la mayor parte de sus días.

Según afirma el director de la Escuela Infantil El Valle, el comportamiento que muestran los más pequeños en sus primeros días en este espacio depende “de la edad y de la manera en que se les ha criado en casa hasta ese momento”. En este tipo de guarderías, para favorecer la adaptación de los más pequeños, aplican “técnicas de dinámica de grupo adaptadas a niños: jugar, jugar y jugar”.

Para que podáis afrontar mejor este nuevo reto familiar os proponemos los mejores consejos para la adaptación a la guardería de vuestros hijos. ¡Tomar nota!

new-piktochart_23730277_9d687223cc426e6e0e3eef857abf42439b987701.png 

Consejos para la adaptación a la guardería

1. Cuanto antes, mejor.

Al igual que los adultos, “los niños necesitan rutina y cuanto antes la inicien mejor” afirma el director de la Escuela Infantil El Valle. Cuanto más pequeños son los niños es más difícil para los padres separarse de ellos. Sin embargo, para los pequeños la adaptación es mejor y más rápida, “incluso en los niños que están acostumbrados a dormir al brazo”.

2. Actitud positiva.

Para que los niños se adapten rápidamente al ritmo de la guardería “mantener una actitud positiva es la regla de oro”, afirma el director. Cuando los padres entregan y recogen a sus hijos deben hacerlo con una gran sonrisa para que el niño perciba bienestar. Además, deben sentir que lo dejamos en manos de personas de nuestra confianza, con las que nos comunicamos en clima de complicidad.

Miniland Blogimage 500x180 (82).png

3. Paciencia con la adaptación.

El tiempo de adaptación es muy variable dependiendo del niño y, sobre todo, de la actitud y forma de ser de los padres. “Si son personas abiertas, los niños son su reflejo” y la adaptación puede ser más rápida. Sin embargo, otros niños precisan de semanas o meses para adaptarse. En este caso os recomendamos tener mucha paciencia y adaptaros a los tiempos del pequeño.

4. Contacto previo con la escuela.

Es bueno que exista un contacto previo con la escuela para que conozca el lugar y qué va a realizar en él. En este punto es importante que los padres destaquen lo positivo: vas a hacer amigos, jugar, pasarlo bien… Según afirma el director de la El Valle, “a partir del año y medio los niños son capaces de comprender muchas de las situaciones que les rodean”. ¿Os apuntáis a una visita previa?

5. Anticiparse a los acontecimientos: planificación.

Antes de empezar la guardería hay que planificar cada uno de los cuidados del niño:
la alimentación, las horas de sueño, el tiempo de juego… En este sentido, la guardería debe aportar a los padres y madres la información necesaria antes de empezar el curso así como a lo largo del periodo de adaptación.

Aunque en un primer momento os puede parecer imposible que vuestro hijo se adapte a la guardería, poco a poco, comprobaréis que se produce un cambio en él. En este punto, la educadora se convertirá en una persona fundamental en su día a día y generará un vínculo especial tanto con ella como con el resto de sus compañeros. Durante este proceso, simplemente, apoyar al niño y afrontar esta nueva etapa con una actitud positiva.

 

eMyBaby