<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=626963990746485&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Home Compartir

Especial niños celíacos: 7 consejos para que la vida sin gluten sea sencilla

Consejos para hacer la vida sin gluten de tu pequeño más sencilla

By Miniland

octubre 23, 2017

6 Minutos de lectura

Un 1% de la población padece celiaquía. Si tu niño forma parte de ese porcentaje no te preocupes. Hoy en día la enfermedad puede ser controlada sin que ello suponga un gran problema. A continuación te ofrecemos consejos esenciales para que la vida sin gluten sea más fácil.

L  a celiaquía es una afección causada por la ingesta de gluten. Se trata de una importante intolerancia alimentaria que impide a quienes la padecen tomar alimentos con trigo, avena, cebada o centeno, cereales en los que se encuentra el gluten. Ingerir este tipo de alimentos daña el revestimiento velloso del intestino delgado. ¿Quieres saber más? No te pierdas los consejos para niños celíacos que hemos preparado.

1. ¿Aún no tienes diagnóstico?

La enfermedad se puede manifestar en cualquier momento de la vida, desde la lactancia hasta la edad adulta. Como padres debemos estar atentos al estado de salud de nuestro pequeño y ante la mínima sospecha consultar al pediatra. Según Marta Espinosa, responsable del Departamento de Seguridad Alimentaria de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España FACE, “el diagnóstico de la enfermedad celíaca resulta complejo debido a la gran variedad de síntomas y enfermedades asociadas que presenta”. Durante la infancia los síntomas más característicos suelen ser:

  • Diarrea crónica o estreñimiento
  • Apatía
  • Irritabilidad
  • Retraso en el crecimiento
  • Pérdida de peso
  • Gases y cólicos intestinales
  • Dolores abdominales
  • Distensión abdominal (tripa abultada)

Ante sospechas clínicas y bajo prescripción médica, el diagnóstico de la enfermedad se realiza a través de 3 pruebas: 

  • Prueba genética: Se debe tener predisposición genética (genes HLADQ2/DQ8).
  • Prueba serológica: se analizan los niveles de varios anticuerpos específicos.
  • Biopsia intestinal: Se extrae una muestra del intestino para comprobar el grado que existe de atrofia de las vellosidades intestinales. Según Marta, en niños, si las pruebas genéticas y serológicas son concluyentes se puede obviar la gastroscopia debido a que es una prueba invasiva.

 

Miniland Blogimage 500x180_6.png

 

2. La información es poder

Si ya se ha confirmado el diagnóstico deberemos transmitir normalidad a nuestro niño y no alarmarnos. Es cierto que es un problema a tratar de por vida pero existe amplia información sobre la materia. Lo primero que debemos hacer como padres es estudiar en profundidad la enfermedad y sus características. Puedes consultar el listado de asociaciones de celiacos de España en este link. Además en la Federación de Celiaquía FACE obtendrás datos actualizados sobre alimentos sin gluten o noticias relevantes.

Sin un buen conocimiento sobre la enfermedad pondremos en peligro a nuestro niño. Marta Espinosa advierte sobre la necesidad de realizar de forma correcta la dieta ya que de lo contrario se producirán graves carencias nutricionales que “pueden derivar en patologías como diabetes mellitus tipo II, anemia ferropénica, Linfoma no Hodgkin, así como enfermedades neurológicas”.

 

3. Educa al niño en su información

El niño celíaco debe saber todo lo que concierne a su enfermedad. La responsable de Seguridad Alimentaria de FACE, Marta Espinosa, confirma que la comunicación debe de ser fluida entre padres e hijos: ocultar al niño su enfermedad no le ayuda ni a entender, ni a aprender ni a convivir con ella”.

En la Federación de Celíacos se aconseja explicar al niño los alimentos con la regla del semáforo y los colores. De este modo comprenderá mejor cuales son los productos permitidos y prohibidos, y cuales son aquellos que tiene que tener en cuenta por marcas. Si el niño aprende jugando se familiarizará antes con la dieta sin gluten. Para reforzar estos aprendizajes también podemos crear fichas o hacer murales en los que ellos participen.

Ángela López, mamá de mellizos de 2 años con celiaquía, nos comenta que ellos han abordado el tema con los niños de manera directa. “Les hemos explicado que hay alimentos que no pueden comer ya que son malos para ellos, pero que pueden comer otras cosas que están riquísimas”. “Ellos alguna que otra vez ven comidas que les llaman la atención y que quieren probar. En ese momento se lo explicas y acaban entendiéndolo. Es más duro para las personas que están comiendo y no les puden dar lo que piden que para ellos mismos”.

Actualmente hay una enorme variedad de recursos educativos sobre celiaquía. Es posible usar material audiovisual, hay vídeos interesantes y muy entretenidos en internet. Algunos abordan la relación entre colegio y celiaquía con dibujos animados, otros explican la enfermedad de manera muy sencilla.   

También existen cuentos tematizados gratuitos online. Es el caso de ¿Sabes quién soy? Pablo, un niño celiaco o de El regalo de Lola

 

Miniland Blogimage 500x180_1.png

 

4. Productos de alimentación para niños celíacos

El único tratamiento de la celiaquía es la dieta sin gluten. Una vez que se ha eliminado el gluten en el día a día del niño puede apreciarse una rápida mejoría en su estado de salud.

La alimentación de tu pequeño debe ser variada pese a la enfermedad. Se recomienda usar legumbres, huevos, carne, pescado, frutas o verduras. También se pueden tomar cereales como arroz, maíz, mijo o quinoa. Numerosas marcas fabrican productos para celíacos. Por suerte las opciones son enormes. Aquí te dejamos la lista FACE con la clasificación de los alimentos adecuados

Marta Espinosa aconseja eliminar la harina con gluten de la dieta familiar sustituyéndola por algún tipo de harina apta para celíacos. Así se puede evitar una posible contaminación cruzada y que el menor pueda confundirse a la hora de consumir algún alimento. Para el resto de productos no es recomendable adaptar la dieta para toda la familia ya que el menor debe comprender que su dieta es diferente”.

Para llevar un mejor control de la alimentación del niño celíaco puedes usar un pequeño cuaderno guía en el que anotar todo lo referente a sus comidas. Desde Miniland hemos creado uno de descarga gratuita. 

 

5. Elimina riesgos, habla con tu entorno

Tan importante como hablar con el niño es hacerlo con nuestro entorno. Familia, amigos y profesores deben estar al tanto. Esta enfermedad siempre debe ser pública para evitar que en algún momento alguien pueda ofrecer al pequeño un alimento prohibido.

Desde la Federación de Celíacos insisten en que es importante hablar con los profesores para que lo tengan en cuenta a la hora de realizar actividades relacionadas con la alimentación. Hay que evitar que el  niño se sienta marginado por no poder participar.

 

6. Normaliza la vida de tu pequeño

La celiaquía va a ser parte de la vida de tu niño para siempre. Lo mejor es normalizar la situación lo antes posible. “En general los niños suelen adaptarse a esta dieta mejor que los adultos, algunos solo han consumido alimentos con gluten siendo bebés y no lo recuerdan. Además presentan una mejoría de salud en menor tiempo, lo que hace que ellos mismos se den cuenta de que la dieta sin gluten es importante para su salud”, apunta Marta Espinosa.

Dentro de las dinámicas de normalización, según la experta, también es positivo cocinar con los peques. Involucrar al niño en la cocina es una manera diferente y divertida para que aprenda de primera mano todo lo que puede comer y lo que no”.

Ángela López, mamá de dos niños celíacos, también intenta evitar que la gente piense que sus hijos son diferentes, ella apuesta por proyectar normalidad. No son raros ni especiales, simplemente no pueden ingerir algunos alimentos y eso no tiene que impedir que lleven una vida normal, que puedan comer fuera de casa o ser invitados a cumpleaños”.

 

7. Ayudas a celíacos

La compra anual de una persona celiaca vale 1.040€ más al año según elInforme de Precios sobre Productos específicos Sin Gluten 2017.  Pese a ese encarecimiento de la cesta de la compra en España las ayudas son una asignatura pendiente. A nivel estatal no hay subvenciones. Son las comunidades autónomas -y no todas- las que ofrecen en algún sentido soporte a las familias.

 

New Call-to-action