<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=512899172469810&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Home Compartir

4 técnicas de estimulación prenatal para el bebé

Desarrolla el vínculo con tu bebé desde la gestación

By Miniland

mayo 16, 2018

8 Minutos de lectura

¿Sabías que tu bebé empieza a desarrollar sus capacidades sensoriales y emocionales en el útero? Mediante unas técnicas de estimulación prenatal podéis favorecer a su desarrollo físico, psíquico y emocional. Toma nota de las técnicas que puedes aplicar durante el embarazo.

Los bebés cuando están en el vientre materno están “en constante desarrollo, y sus sentidos empiezan a prepararse y a agudizarse”,  según nos ha indicado la matrona del Hospital General de Valencia, Pilar Cortés Gil. Los padres podéis ayudar en ese desarrollo a través de la estimulación prenatal, se trata de una serie de “técnicas y ejercicios que permiten trabajar el desarrollo físico y psíquico del feto”, pero también otros aspectos muy importantes como son las emociones. Para que la estimulación tenga sus frutos es muy importante que, además, “la madre tenga el mayor bienestar físico y mental porque esto influye directamente en el desarrollo del feto”. Pilar Cortés también señala que el padre debe de estar implicado, participar del embarazo y de la evolución del desarrollo del bebé.

Beneficios de la estimulación prenatal

La matrona Pilar Cortés Gil señala que “son muchos los estudios que respaldan los amplios beneficios que tiene el trabajo prenatal para el bebé” y destaca los siguientes:

  • Mejor desarrollo motor, visual, auditivo y del lenguaje.
  • Aumenta la seguridad de los bebés.
  • Refuerza el vínculo afectivo entre los padres y el bebé.
  • Facilita la adaptación del bebé al mundo exterior, reduciendo su ansiedad cuando nace.
  • Mejora su equilibrio.
  • Hay una predisposición a que el niño sea más tranquilo, curioso o despierto.
  • Algunas mujeres viven con estrés el embarazo, por los cambios que se producen en su cuerpo, y esto puede afectar negativamente al bebé. Con la estimulación prenatal la mujer consigue reducir ese estrés lo que favorece el desarrollo del bebé.

Cuando hablamos de beneficios hacemos referencia al desarrollo físico, psíquico y emocional del bebé pero la estimulación prenatal también es muy beneficiosa para la madre. El simple hecho de acariciarle o hablarle fortalece el vínculo materno fetal, hace que la madre disfrute más del embarazo, que reduzca el estrés y le ayuda a prepararse para la maternidad.

Ejercicios para estimular al bebé dentro de la barriga

La matrona Pilar Cortés, nos señala que la estimulación prenatal es aconsejable practicarla en cualquier momento del embarazo, y destaca que es muy importante que participen tanto el padre como la madre.  En la medida que le hablamos y le acariciamos fortalecemos ese vínculo emocional. Aunque al principio no escuche más que transmitirle algo al feto, lo que queremos es darle forma, darle nombre, convertirlo en real, sentirlo más cerca. Es recomendable empezar a hablarle desde el comienzo del embarazo. Es una forma de reafirmar su presencia”.

  1. Estimulación visual

En la semana 16 el feto ya puede percibir luces brillantes por tanto ya se puede empezar con la estimulación visual. La matrona Pilar Cortés nos recomienda:

  • Con una linterna encendida acercarla o alejarla de la tripa, o hacer movimiento suaves para que el bebé pueda seguir la luz.
  • Destapar la barriga unos segundos al sol.

Con estos ejercicios conseguiréis :

  • Estimular la retina ocular para que se vaya adaptando a la luz.
  • Favorecer el desarrollo cognitivo.
  • Potenciar la curiosidad y la atención.
  1. Estimulación táctil

En el cuarto mes ya están desarrollados los sentidos del tacto. El bebé puede percibir caricias y masajes mediante el calor, el movimiento y la vibración. Con los siguientes ejercicios fortaleceréis vuestro vínculo emocional:

  • Acariciar la barriga con las palmas de la mano.
  • Con los nudillos masajear la barriga mediante movimientos circulares.
  • Poner los dedos en distintas posiciones y acariciar la barriga.
  • Interactuar con el bebé cuando dé una patada, presionando muy suavemente en la zona en la que ha dado el golpe.

estimulacion tactil

  1. Estimulación auditiva

La matrona Pilar Cortés nos explica que alrededor de la semana 24 el bebé es capaz de escuchar sonidos, la voz del padre y especialmente la de la madre porque la oye con mayor frecuencia mezclada con el resto de sonidos del cuerpo. Para llevar a cabo la estimulación auditiva lo podemos hacer con nuestra propia voz, a través de la música o sonidos de la naturaleza.

Si la madre le habla al bebé durante el embarazo, cuando nazca y la escuche, su voz será el mejor remedio para el miedo y la intranquilidad que pueda tener, porque recordará la seguridad que sentía dentro del útero. La matrona Pilar Cortés propone hablar varias veces al día con vuestro bebé, nos comenta que es muy importante contarle que es muy querido y que su llegada les hará muy feliz, porque ese mensaje:

  • Beneficia positivamente su desarrollo
  • Estimula los sentidos.
  • Desarrolla su inteligencia
  • Fortalece el vínculo afectivo.
  • Repercute positivamente a nivel emocional.
  • La voces después del nacimiento tendrán un efecto calmante.

A través de las paredes del útero llegan las vibraciones que provocan en el bebé sensaciones placenteras, activando las neuronas y aumentando la frecuencia cardíaca. Si escucháis música siempre con un volumen adecuado:

  • Es una forma eficaz y placentera de establecer contacto con el bebé.
  • Fomentaréis su aprendizaje y su desarrollo intelectual.
  • Proporciona tranquilidad.
  • Le ayuda a conectar con el mundo exterior.

Pilar también nos comenta que podéis escuchar durante el embarazo sonidos de la naturaleza para ayudar a vuestro hijo a conectar con el mundo exterior de manera que cuando nazca su adaptación será más sencilla.

estimulacion auditiva

  1. Estimulación motora

La matrona Pilar Cortés recomienda los siguientes ejercicios:

  • Balancearse en una mecedora.
  • Practicar natación.
  • Realizar bailes lentos y suaves.

Cuando la madre realiza este tipo de ejercicios a través de las diferentes posturas corporales estará trabajando el equilibrio del bebé, además fomentará la percepción y discriminación del movimiento, esto significa que se estimula que el bebé sea capaz de diferenciar cuándo la madre está en movimiento y cuándo está parada.

El embarazo es un periodo precioso para empezar a crear ese vínculo tan especial con vuestro hijo y para preparar todo lo necesario para el nacimiento y crianza. Miniland trabaja para hacer la vida más fácil a los padres con los mejores productos para los cuidados del recién nacido.

 

Descarga nuestro ebook