Los primeros meses tras el nacimiento del bebé nos puede dar cierto vértigo pensar en viajar, organizar escapadas o hacer algo más que dar paseos. ¡Pero no tengas miedo! Salir de casa con tu bebé puede ser una experiencia genial para todos, además de algo muy divertido.

Hoy queremos ayudarte a que tú también salgas de paseo con tu bebé con estos consejos a la hora de viajar con niños y bebés, ¡para que tengas todo listo y preparado!

Cómo preparar un viaje con bebés

Tener un bebé nos cambia la vida, pero no implica renunciar a todo lo que hacías antes de que este llegara. Aunque es verdad que las primeras semanas tu vida puede resultar bastante diferente a lo que era antes, en un espacio decente de tiempo te habrás acostumbrado y recuperado tus rutinas, hobbies e incluso ganas de salir los fines de semana.

La principal diferencia es que ahora contaremos con una cabecita más, ¡y será de las que más ayuda necesitarán!

 

 

  • Una vez tenemos lo anterior listo, ¡es hora de preparar al bebé! Antes de salir de casa es recomendable que le pongas protección solar, pero también durante el paseo. Trata también de buscar la sombra si salís durante las horas de sol más fuerte.

 

  • Los días previos (y más aún si es la primera salida que haces con el pequeño) puedes salir para que el bebé se acostumbre al exterior, al clima y al traqueteo del carrito. Con salidas cortas de entre 15 y 20 minutos, tu bebé disfrutará de la calle sin berrinches.

 

 

  • Si vas a coger un coche, recuerda que es obligatorio utilizar un sistema de seguridad para la retención del bebé, por lo que deberás tener una silleta siempre a mano para él o ella.

 

Estos son nuestros consejos básicos, pero recuerda que debes estar preparada para cualquier imprevisto y, en la medida de lo posible, anticiparte a ellos durante el viaje.

¡Tu bebé te lo agradecerá!