El sueño es uno de los motivos más frecuente de preocupación y de desencuentros en la pareja. También es uno de los motivos más frecuentes en la consulta de un pediatra.

Os diré que la inmensa mayoría de las consultas nacen del desconocimiento de cómo es el sueño normal de un bebé.

Y eso es justamente de lo que hemos venido aquí a hablar con mis compañeros de Miniland y de Educar es todo, en nuestro proyecto juntos #CreciendoSanos.

 

¡Vamos, eduquemos en sueño!

¿Qué es dormir bien para un bebé?

Y es que aquello de “duerme como un angelito” no sabéis el daño que ha hecho porque la realidad es que el sueño del niño durante el primer año de vida es fragmentado; es decir, lo habitual es que haga varios despertares en una noche.

Los bebés durante sus primeros 5 – 6 meses tienen un ritmo que llamamos ultradiano, es decir, ellos no se reinician como nosotros cada 24 horas en lo que llamamos un ritmo circadiano, no. Ellos cada 3 horas empiezan de nuevo, tanto su sueño como su metabolismo cada tres horas, vuelve al punto de partida.

Y especialmente durante esos primeros dos, tres meses ni siquiera son capaces de distinguir el día de la noche. Es por ello que, un bebé de esa edad se despierte cada 3 horas o incluso antes, es absolutamente normal.

– Es que el bebé de mi vecina duerme toda la noche y tiene 5 meses. – me decís desesperados en consulta.

– Bueno, pues esto no es lo normal. Afortunados ellos, aunque os diré y les diría a ellos que el sueño es algo cambiante. En este asunto durante los primeros dos años no debemos cantar victoria que el camino es largo… – les digo con una sonrisa pícara.

El sueño activo del bebé

Además, en estos primeros meses se produce algo muy curioso que muchos padres desconocen y es que en cada nuevo ciclo de sueño que comienza el bebé por la noche, este empieza a moverse mucho y se agita, sin embargo cuando lo hace ya está dormido, aunque no lo parezca.

Esa primera parte de ese sueño lo denominamos “sueño activo” es decir, el bebé está dormido, pero se mueve, da patadas, gruñe, mueve la cabeza y muchos padres interpretan que el bebé no puede dormir.

Ay pobrecito, mira cómo se mueve y cómo gruñe. Eso es que no puede coger el sueño.

Es en ese momento en el que lo cogen en brazos, lo mueven, a veces les dan de comer y ¿qué ocurre entonces? Que el bebé se despierta de verdad, pero esta vez más enfadado aun porque, aunque estuviese moviéndose, el niño ya estaba dormido.

Y cuando logra dormirse de nuevo y entra una vez más en “sueño activo”, los padres vuelven a interpretar que no puede dormirse y una vez más lo cogen, lo menean, le dan de comer y otra vez se vuelve a despertar de verdad con un enfado que va increcendo.

Normal.

Poneos en su lugar… justo cuando ya has cogido el sueño te despiertan y así una y otra vez.

En resumen…

Por tanto, si tu bebé está en esos primeros meses de vida y observas que se mueve mucho cada vez en el inicio del sueño, no intervengas, no lo despiertes, acaríciale si quieres, pero muy suavemente. Tu bebé ya está dormido.

Una vez pasan esos veinte minutos de “sueño activo”, verás como el bebé se relaja completamente y cae en un sueño profundo donde ya apenas hay movimiento.

Cuando te explican esto, muchas cosas cobran sentido y cuando además te dicen que los niños entre los seis y los doce meses lo normal es que aun se despierten hasta tres veces, al fin respiras algo más tranquila. Cansada, pero algo más tranquila.

Si por el contrario, tu bebé se acerca a los 9-12 meses y sigue haciendo despertares cada hora y media interfiriendo continuamente con vuestro descanso y en ocasiones con el suyo propio, os recomiendo que lo consultéis con vuestro pediatra para intentar evaluar la situación y hacer un abordaje individualizado a las características de cada niño, de cada familia y circunstancia, que no es lo mismo una lactancia materna nocturna, que un bebe que toma leche adaptada, no es lo mismo un bebé que colecha que uno que no colecha, etc… por todo ello, como siempre, el conocimiento, la formación y la experiencia profesional es la clave.

Mucho ánimo a todos.