<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=512899172469810&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Home Compartir

6 consejos para reducir el riesgo de muerte súbita del recién nacido

Cómo prevenir esta dolencia en bebés lactantes y prematuros

By Miniland

febrero 21, 2018

6 Minutos de lectura

Con el nacimiento del bebé llega el irremediable temor a la muerte súbita. Son muchos los papás y mamás que los primeros meses de vida del recién nacido viven los momentos de sueño del pequeño con temor. Hoy vamos a tratar la muerte súbita del recién nacido desde el punto de vista de la prevención y teniendo en cuenta que existen algunas pautas que reducen el riesgo.

Según el Instituto Nacional de Estadística INE, entre 2010 y 2016, una media de 50,8 bebés de menos de 12 meses perdieron la vida al año en España a consecuencia de la muerte súbita. La cifra no es elevada pero oculta enormes tragedias y un indescriptible sentimiento de impotencia por parte de los papás que han padecido estas pérdidas.

En Miniland sabemos que a todos los padres os preocupa esta dolorosa realidad. Con el propósito de despejar dudas y ayudaros ponemos a vuestra disposición el artículo de hoy. Con él nos planteamos un doble propósito, por un lado mostraremos los factores de incidencia en la muerte súbita y por otro explicaremos de qué manera podemos reducir el riesgo en casa.  

¿Qué es el síndrome de muerte súbita del lactante?

El síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL) consiste en la muerte repentina e inesperada de un bebé menor de un año de edad que aparentemente estaba sano. 

Las causas de la muerte súbita se desconocen pero sí se han evaluado y listado factores claros de riesgo sobre los que es posible actuar. La Asociación Española de Pediatría ha elaborado un completo documento informativo que es posible descargar. Este informe es el resultado de un estudio sobre las muertes súbitas de bebés hasta 2011 y de él se desprenden datos esenciales sobre la situación en España: 

- Se producen fallecimientos por muerte súbita durante todos los meses del año pero en invierno las tasas son mayores.

- Hay mayor incidencia en niños varones.

- El mayor porcentaje de casos se produce entre los 2 y los 4 meses de edad.

- Del total de casos estudiados en un 30% no se encontró causa directa.

- Del total de casos estudiados en 43 de ellos las circunstancias de la muerte apuntaban a una posible sofocación, bien por compartir la cama con un adulto o por aparecer en posición prono -tendidos boca abajo- o encajados entre algunos elementos de la cuna.

- Las enfermedades infecciosas junto con las enfermedades cardiacas son algunas de las posibles causas de la muerte súbita. 

6 consejos para reducir el riesgo de muerte súbita del recién nacido

Los especialistas médicos señalan algunos factores que pueden contribuir a reducir el riesgo de este síndrome:

1. Colocar al bebé boca arriba

Boca abajo y en menor medida de lado el riesgo es mucho mayor. Hasta que el bebé tiene un año de vida lo más aconsejable es colocarlo boca arriba. Cuando el pequeño comienza a darse la vuelta por sí mismo es posible dejarlo dormir en la posición que prefiera pero siempre, a ser posible, a partir de los 12 meses. Evita también almohadas. Si lo colocas de lado ten en cuenta que puede acabar boca abajo por accidente.

Miniland Blogimage 500x180 (94)-1.png

2. Usar cunas, minicunas y moisés adecuados

El niño debe dormir sobre una superficie estable, firme y segura. Además el espacio debe estar despejado y hay que eliminar objetos que puedan entrañar peligro. Como padres pocas veces pensamos que la ropa de cama suelta, los arrullos o los peluches puedan resultar nocivos pero es así. Si el niño se enreda en una sábana o el peluche le impide respirar se podría producir un problema grave. Los saquitos de dormir en este sentido ofrecen gran seguridad. Los bracitos del pequeño quedan libres pero con este sistema la cunita permanece completamente despejada.

De igual modo es aconsejable que evitéis que el pequeño duerma de forma prolongada en sillitas de coche, hamaquitas, sofás o superficies no estrictamente seguras y pensadas para el descanso del niño.  

3. Compartir habitación con el niño

Al compartir la habitación los padres pueden vigilar de forma más constante la posición del pequeño durante el sueño. Este hábito reduce el riesgo de muerte súbita hasta en un 50%. Lo que los médicos desaconsejan es practicar colecho en la misma cama por el aumento de las posibilidades de ahogamiento o asfixia. Si sois favorables a esta modalidad de crianza podéis adquirir una cuna de colecho y reservar al bebé un espacio propio junto a vuestra cama. Esta solución puede ser adecuada siempre y cuando, tras las tomas o cuando se quede dormido, volváis a colocarlo en su cunita.

A lo largo de la jornada, si no podéis estar junto al recién nacido durante sus siestas, es recomendable utilizar vigilabebés para comprobar la posición del pequeño y observar en todo momento al niño. 

 

 

4.Revisiones y vacunación

Si el recién nacido tiene algún problema congénito no visible o de difícil diagnóstico solo siguiendo estrictamente el calendario de revisiones y su evolución se podrá llegar a dar con el problema. Es conveniente vigilar las fechas, cumplir los plazos y vacunar al bebé atendiendo a las recomendaciones pediátricas.  

5. Ambiente adecuado

Ni humo de tabaco, ni calor excesivo o frío. Con el recién nacido tenemos que vigilar todos los factores externos. El ambiente en casa debe permanecer limpio, sin humo, y la temperatura debe regularse para que sea agradable y moderada. Además es necesario ventilar periodicamente la estancia en la que descanse el recién nacido. 

Cuidando el ambiente además de prevenir la muerte súbita ayudaremos al bebé a dormir. Aquí te dejamos útiles consejos para dormir al recién nacido

6. Uso de chupete

Los últimos estudios apuntan a que dormir con chupete es positivo para reducir el riesgo de muerte súbita. La Academia Americana de Pediatría ha elaborado un interesante informe en el que demuestra esta máxima. El chupete es un aliado indudable contra la muerte súbita.  Eso sí, evita chupetes con cadenas, enganchados a la ropa o a objetos. 

muerte subita okok.png

Consejos para embarazadas primerizas

Si estás esperando tu primer bebé y este es un tema que te angustia piensa que seguir las pautas del pediatra es tan importante como no obsesionarte. Cuando el recién nacido llega a casa los primeros días es inevitable estar pendiente de su sueño y su respiración, poco a poco conseguirás vivir con naturalidad la crianza y desaparecerá de tu mente este tipo de temor.

La llegada del bebé viene acompañada de dudas e inseguridades. Para que los venzas hemos elaborado para tí una lista de los primeros cuidados del bebé de gran utilidad. 

De todos los consejos para embarazadas primerizas nos quedamos con este: disfruta de tu embarazo y durante la gestación cuidate al máximo, disfruta de tu bebé y vive la experiencia de la llegada al mundo de tu pequeño sin temor. 

 

Trucos y consejos para el descanso de tu bebé