<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=512899172469810&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Home Compartir

Remedios para aliviar los mocos de un bebé

¡Ya hace frío! Y con el frío, llegan los primeros síntomas del catarro. ¿Estas preparado para ellos?

By Miniland

octubre 25, 2019

9 Minutos de lectura

A lo largo de un año es muy probable que tus hijos pasen por entre 7 y 8 catarros que les llevarán a experimentar fiebre, tos, malestar, algún período de estornudos y, sobre todo, mocos.

Estos síntomas le durarán más o menos una semana, y en el caso de los mocos le harán sentirse regular y le costará comer y dormir. ¡Necesitarás una solución!

Será imprescindible que, durante el período que se encuentre malito, sigas las indicaciones que el médico os haya dado. Pero además será importante aliviarle en casa para que, poco a poco y con tu ayuda, vaya encontrándose mucho mejor. 

¿Cuándo hay que quitar los mocos al niño?

  • No hace falta estar encima del bebé, retirándole los moquitos constantemente, ya que podrían aparecer irritaciones o pequeñas heridas si no se utiliza el producto adecuado. Con tres o cuatro veces al día suele bastar.
  • También puede ocurrir que escuchemos un pequeño “ronquido” cuando respire y que se deba a los mocos, pero si ves que el niño no muestra malestar, está alegre, come y duerme bien, entonces déjale estar tranquilo ya que significa que los moquitos no les están molestando.
  • A veces notarás que el bebé tiene nauseas cuando tiene exceso de mocos. Tienen más facilidad para vomitar que nosotros. Este será un buen momento para retirárselos.
  • Los bebés no están acostumbrados aún a respirar por la boca, así que es probable que cuando vayan a dormir con mocos se despierten llorando.
  • Al comer, notarás que les suele costar y tienden a vomitar más. Esto se debe a que tienen la nariz taponada y no consiguen respirar bien al darles el biberón.

Cómo aliviar los mocos del bebé

La solución más rápida e higiénica para aliviar los mocos del bebé es utilizar aspiradores nasales. Si todavía no tienes uno, te aconsejo Nasal Care de Miniland porque es muy efectivo y útil para las familias.

La pieza que usas para limpiar la naricita del bebé es de silicona muy suave, para retirar toda la mucosidad sin ninguna molestia ni herida. Además, es muy higiénico al evitar la succión bucal y es facilísimo de limpiar después de cada uso. Se fabrica libre de BPA para que no irrite la piel del bebé.

Cómo evitar los catarros

A diferencia de lo que solemos pensar, el catarro no se contagia por salir a la calle un día sin chaqueta o poco abrigado, aunque son factores que pueden contribuir. El catarro suele contagiarse entre niños dentro de las aulas, ya que son el lugar en que entran en contacto con juguetes, lápices y demás herramientas que, cada día, se pasan entre ellos en clase.

Para que tu bebé tenga una buena salud, debes asegurarte de tener un ambiente sano y limpio cerca de él. A veces, prevenir es la mejor medicina, y es que contar con un purificador que limpie y purifique el aire en casa os hará mantener a todos una salud más fuerte.

Además, evitarás la preservación de bacterias y la generación de malos olores, evitando también la sequedad ambiental, previniendo el riesgo de complicaciones respiratorias causadas por aires secos y disminuyendo el riesgo de enfermedades infecciosas en las zonas comunes.

Conforme vayan haciéndose mayores, su cuerpo se irá inmunizando. Hasta entonces, tendremos que estar pendientes de su cuidado y disponer de lo necesario para que consigan volver a encontrarse genial para salir a jugar.

La llegada del invierno es un momento para comenzar a tener más en cuenta nuestra salud y la de nuestros hijos. ¿Qué trucos seguís vosotros en casa?